Quién quiere los Juegos?
03/11/2017
22:08
Respuesta: Ballesteros, para tener un monumento póstumo que enmascare su nefasta gestión de aparente buenismo, venta de humo al por mayor, corrupción e inoperancia.
En cambio, pasará a la aciaga historia de Tarragona como el alcalde que hizo bueno a Nadal.